Javier Mercado, o Xabi, como es conocido, trabaja como escultor.

 

Desde muy joven comienza a trabajar con su padre y es con él con quien aprende el oficio de herrero, que le da las herramientas necesarias para más tarde, ya en Ibiza, desarrollar su vocacioón como artista.

 

Su trabajo en los últimos tiempos se basa en la reutilización de objetos en desuso, y en su transformación en esculturas, en objetos de decoración, y en objetos de uso diario como son sus originales estufas de leña.